AMIGOS

sábado, 25 de mayo de 2013

EL ANIMAL



Rasga, rompe, destroza,
mordisquea.
Me recorres de los pies 
a la cabeza.
Me llevas dando tumbos
hasta sus manos.
Quiero resistirme a tu influjo
pero no me dejas.
Animal salvaje
que me habitas, que me rompes
los esquemas.
Que vistes de noche oscura
mis mañanas serenas.
No te sacias nunca,
todo lo quieres, nada me cedes.
Me llenas por dentro
de pasiones salvajes y ni respirar
puedo...

Rosa M.



3 comentarios:

  1. Muy bueno, mi querida Miss Rosa Hyde. Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Uhm ese animal resulta muy sugerente, creo que es mejor no domesticarlo sino dejarse de vez en cuando arrastrar por él. Eso sí, después no dejemos rastros, jajaja.

    Besos Rosa, lindo poema y melodía, también me encanta Battiato.

    ResponderEliminar

Vuestras palabras me alientan. Digas lo que digas se amable, tengo un corazón sensible.