AMIGOS

miércoles, 5 de junio de 2013

ALAS


Alas que revolotean en mi estómago,
cuerdas, que atan mi cuerpo a este mundo

Tijeras, tijeras, tijeras para cortarlas.

Quiero salir volando.

Un pie, luego, el otro,
deslizarse suavemente por este día
suspendido en el alambre del abismo.



                                        Rosa M.

6 comentarios:

  1. No conviene soltar del todo las cuerdas, si no puedes acabar más loca que yo :-).

    ResponderEliminar
  2. El abismo siempre bajo nuestros pies. Sujétate, al menos un poquito, que caer da vértigo.

    Besos de jueves.

    ResponderEliminar
  3. Ganas de bolar,, de libertad, de fluir, Fantastico

    ResponderEliminar
  4. ¡Libertad! ¡Cortar las ataduras!
    Saludos, Rosa.

    (Cuidado con las caídas al abismo)

    ResponderEliminar
  5. En el borde mismo del abismo, sin pies ni manos, sólo la mente es capaz de cruzar la nada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. No hay abismos para los soñadores, seguro que en esas vistas de pájaro encuentras algo bueno.

    :D

    ResponderEliminar

Vuestras palabras me alientan. Digas lo que digas se amable, tengo un corazón sensible.