AMIGOS

miércoles, 7 de mayo de 2014

ALGODONES PARA UNA MENTE INQUIETA


Sueñan los ojos
con cielos de nubes
blancas, blancas.
Algodones para una mente
que nunca deja...
Quizá de amarte, quizá de no.
Es cansado no saber y saberte.
Es cansado no poder parar esta sin razón
que por muy razonable
no deja, no ceja.
Sueñan los ojos, sueño yo.

Rosa M.

2 comentarios:

  1. He seleccionado este poema para leerlo mañana en la radio. Cada día escribís mejor, Rosa.
    Saludos desde Pergamino, Buenos Aires.

    ResponderEliminar

Vuestras palabras me alientan. Digas lo que digas se amable, tengo un corazón sensible.